En él se ha rodeado de artistas nacionales e internacionales de la talla de Andrés Calamaro, Enrique Bunbury, Estrella Morente, Franco Battiato, Kase O, Pablo Milanés y Serj Tankian, realizando unas colaboraciones en las que su violín aporta esa intensidad y sensibilidad a la que nos tiene acostumbrados.  No faltarán, sin embargo, composiciones propias, unas veces más inquietas y movidas y otras, más íntimas y personales.

Este trabajo es un disco innovador que no solo destaca en el ámbito musical, sino que lo hace también en el artístico y fotográfico, ya que cuenta con un libreto de 36 páginas con retratos tomados por el icono de la fotografía musical, Anton Corbijn, y un poster desplegable con la primera fotografía digital tomada por el fotógrafo.